Archivo de la etiqueta: vaso

Muchísimas gracias txikiteros!!!

Hoy voy a hacer una entrada realmente especial. No se si os acordáis de un post de primeros de año en el que hablaba de la marca txikito, especializada en todo tipo de productos relacionados con esta tradición vasca. Pues bien, hace menos de una semana los chicos de txikito se pusieron en contacto conmigo para agradecerme la entrada. Por si este bonito gesto no fuera suficiente, me hicieron llegar un auténtico pack del txikitero que aquí os enseño.

Camiseta, txikito, vino, réplicas en chocolate blanco, con leche y negro, lapiceros, chapas y un mechero. Sabemos que a los de Bilbao nos gusta hacer las cosas a lo grande, pero esto es muchísimo más de lo que podría esperar. Los productos son una pasada, el chocolate está buenísimo, la camiseta me queda perfecta y tener un txikito de verdad en la mano, ver su peso y su curioso diseño y probar a beber vino de él es una experiencia que desde luego os recomiendo a todos. Ahora sí, y más que nunca,… ¡Yo también soy txikitera!

¡Muchísimas gracias txikiteros!

 

Soy txikitero!

Esta semana ando un poco desbordada… ¡Cómo cuesta volver a la rutina! Un poco tarde en el día pero aquí estoy, con un ejemplo de cómo coger un objeto tradicional y transformarlo en algo que vuelve a estar de moda. Un poco de marketing, un poco de diseño, et voilà! ¡Yo también soy txikitera!

Hablo de la marca txikito, que ha sacado todo tipo de productos relacionados con esta tradición vasca. Desde el vaso (txikito), hasta camisetas, delantales, cuadernos, réplicas en chocolate… ¡Han sido la sensación estas Navidades en Euskadi! Me gusta que el diseño también sirva para no olvidarnos de viejas glorias de nuestra cultura y para darlas a conocer fuera de nuestras fronteras.

Para los que no seáis del País Vasco os cuento: El txikiteo consiste en la ronda diaria de las cuadrillas de amigos antes de comer o de cenar, en la que los participantes toman tantos ‘txikitos’ o vasitos de vino (tinto y casi siempre peleón) como bares hay en su recorrido.

Pues bien, lo más peculiar de esta tradición es el propio vaso de vino (el txikito)que se utiliza desde hace más de un siglo. Llama la atención por su gran peso, su reducida capacidad y el particular diseño de su base. A pesar de su aparente tosquedad, este vaso de vino es una obra prácticamente  artesanal, de ahí que cada uno sea ligeramente diferente y que no se vea fuera del País Vasco (incluso ahora cuesta encontrarlo ahí…)

Se trata de un vaso muy grueso con un borde de 5 milímetros, fabricado con vidrio prensado y ‘soplado a molde fijo con trabajo al puntil’. También es grande, ya que mide 9,5 centímetros de alto, casi como una jarra pequeña de cerveza. El diámetro de seis centímetros da una idea de su gran anchura.A pesar de sus dimensiones, la altura del cuenco es de tan sólo cuatro centímetros, lo que hace que su capacidad de vino sea muy reducida, apenas 7cl. Todas estas características dotan al conjunto de un peso ¡de más de 620 gramos! Esta particularidad lo hacía ideal para las cuadrillas de amigos en sus largas rondas por los bares de los barrios bilbaínos para que no les temblara la mano independientemente de la cantidad de alcohol ingerida.

Para terminar este eterno post, os dejo esta promo del programa de humor Vaya Semanita sobre el tema… En próximas ediciones hablaré sobre la bota de vino y el botijo, ¡Que viva el diseño tradicional! ;) ¡Hasta mañana!

Vía: Toda la información la he obtenido en web txikito.es la cual es un ejemplo de buena documentación sobre un tema. En ella podéis, además, comprar todos estos productos.

Lighting Bag. A cup of light

Este es uno de esos proyectos difíciles de clasificar… Es un “invento” bello, original y muy creativo, con una funcionalidad, creo yo, puramente decorativa y “efectivista”. Se llama Lighting bag y es un trabajo venido desde Corea del Sur, de la mano del estudio/firma Wonsik Chaeson.

Se trata de unas bolsitas de té que se iluminan al entrar en contacto con una sustancia química. El proceso se desarrolla gracias al contacto de las partículas fluorescentes, de la bolsita, con el agente químico, creando luz.

Digamos, desde mi punto de vista, que puede venir a sustituir, por ejemplo, a las tradicionales velitas que vemos sobre las mesas de muchos bares y restaurantes. ¡Me gusta!

Vía: Cosafina. Copyright Wonsik Chaeson.