Archivo de la etiqueta: social

The Social Coin

Por fin arranca el blog después de las vacaciones y de esta vuelta llena de trabajo pendiente. Mis disculpas por esta sequía de publicaciones… Para recompensaros hoy os traigo un proyecto que me hace mucha ilusión enseñaros, porque no se ven iniciativas sociales como esta muy a menudo…

thesocialcoin_logo

Se llama The Social Coin y lo promueven 6 jóvenes que han sido seleccionados por el proyecto jóvenes changemakers para impulsar su acción social.

“Un día estábamos seis amigos hablando y se nos ocurrió la idea de coger una moneda y transformar el objeto con los valores que son realmente importantes y totalmente contrarios al del dinero”

“Una moneda que simboliza una acción desinteresada. No se compra. No se vende. Nace, se pasa y se planta mejorando la vida de todos.”

The Social Coin es un proyecto sin ánimo de lucro que se dedica a fabricar y distribuir monedas que inician cadenas de acciones desinteresadas que se pueden seguir y medir. El funcionamiento es sencillo: una vez que tienes una de estas monedas en tu poder, el objetivo es desprenderte de ella mediante una buena acción, una vez la realices darás al beneficiario de tu ayuda el objeto para que él haga lo mismo.

The_Social_Coin_Proceso_Facebook

La moneda

Las monedas simbolizan el compromiso, la entrega, la confianza y la empatía. Con cada una de ellas se inicia una cadena de acciones desinteresadas que quedan escritas en nuestra página Web. Cada moneda tiene un código único con el que podrás seguir todas las historias de ayuda que ha generado.

MONEDA (2)

Además, todas las monedas son biodegradables y como dentro llevan una semilla que les dota de vida propia, se pueden plantar al final de la cadena.

MONEDA (1)

Cualquier organización puede colaborar con The Social Coin acuñando monedas sociales, las cuales podrá monitorizar en tiempo real, midiendo así su impacto en el mundo.

posters

“Un ciclista cae delante de un chico, éste le ayuda a incorporarse y le da una moneda. Un grupo de turistas están perdidos por Barcelona, el joven les indica cómo llegar a su destino, de nuevo introduce su mano en el bolsillo para obsequiarles con otra moneda. Una anciana va cargada con un montón de bolsas de la compra, ha parado para tomar aire y seguir con el esfuerzo, en ese momento recibe una ayuda altruista, la conversación finaliza con la entrega de la pieza.”

posters

“Es increíble la cantidad de gente a la que se puede ayudar, el día que salimos a la calle a probar la moneda en algo más de una hora repartimos unas quince. El llevar la moneda te hace estar más alerta, más pendiente de la gente a la que se pueda ayudar”.

Y tú… ¿Sigues la cadena?

Vía: The Social Coin 

TYIN tegnestue Architects

TYIN tegnestue Architects es un estudio de arquitectura Noruego de esos de quitarse el sombrero. De esos que quedan pocos porque trabajan, no sólo con el fin de amasar más y más dinero y de acaparar más y más fama. O al menos, esa es la impresión que dan y lo que yo quiero creer.

Ellos trabajan buscando un fin social con sus obras. Algo que, por otro lado, es el pilar base de la Arquitectura, pero que muchos han olvidado ya. A veces por la vanidad de los propios arquitectos, otras por el mercado y la industria, que busca hacer dinero en el menor tiempo posible y también, claro, porque no todos los estudios tienen los recursos necesarios para trabajar en países precarios con clientes que seguramente nunca podrán llegar a pagarte.

El caso es que estos noruegos arquitectos decidieron viajar hasta Tailandia y pusieron el foco de su arquitectura en la necesidad de los maltratados habitantes de la zona. Allí construyeron, entre otras cosas, viviendas, unos baños para un orfanato, una biblioteca y zonas públicas de juegos para niños de la minoría Karen, chicos refugiados del régimen militar de Myanmar.

Sin familia, sin hogar, sin documentos identificativos, eran no personas en un no lugar. “Teníamos un solo objetivo: devolverles a la normalidad”. Y pensaron que sería mejor introducirles activamente en el proyecto,  implicando a la comunidad en el desarrollo y en la construcción de los edificios, generando en ellos un sentimiento de propiedad e identificación.

Lo que más me gusta de estos proyectos es que, según lo que ellos mismos cuentan, al hacerlos han obtenido una bofetada de humildad.

Hemos aprendido de la importancia de ser humildes y de respetar el potencial y el valor de la cultura del lugar. Utilizamos una solución inspirada en la construcción noruega para cubrir una casa con bambú. Tras siete días de lluvias, uno de los obreros tiró abajo a puñetazos esas paredes y nos dimos cuenta de que era el momento de echarse atrás y aprender”. Cuatro días después, los trabajadores locales crearon “la más bella fachada de bambú” que habían visto, mucho más resistente que la que ellos habían propuesto y con un menor gasto de material.

Vía: Yorokobu. Photos by TYIN tegnestue Architects. Puedes leer mucho más sobre este estudio y sobre estos proyectos en su web.