Una historia para el 14 de Febrero

Llevo tiempo, días, dándole vueltas a qué hacer con esta entrada. Es martes, los martes no me gustan, y es San Valentín, que tampoco es algo que haya celebrado nunca (o casi nunca). Pero aun así, hoy quiero hacer un post especial. Y pensando en ello he recordado una historia que me han contado hace muy poco, acerca de dos seguidores de este blog, una historia de amor que por el momento, no tiene un final feliz, pero quién sabe…

El protagonista es un joven chileno de nombre Benjamin. Hace unos días me escribió un correo contándome su historia (imaginad mi cara de sorpresa al ver un mail de estas características). Al principió pensé que el tema no tenía nada que ver con este blog, pero luego vi que estaba lleno de creatividad, tenacidad, ilusión…, temas que se tratan aquí cada día. Así que os la voy a contar…

Resulta que Benjamin estudia arquitectura y en su facultad se enamoró de otra estudiante chilena. Pronto comenzaron a salir y todo fue bien hasta que la rutina, el estrés de los proyectos de fin de curso y la distancia que les separaba (estudiaban juntos, pero sus familias viven a 1200km una de la otra) les fue distanciando. Primero fue él y luego, cansada de sus desprecios ella. Benjamin se dio cuenta de que la había perdido definitivamente, asumió su culpa y trató de recuperarla por todos los medios, pero ella no cambió de decisión y le pidió que se devolvieran todas sus pertenencias.

Como último cartucho para reconquistarla, Benjamin decidió construir una maqueta a escala de la casa de la película “UP” de Pixar (una de las mejores historias de amor contadas en apenas cinco minutos), compró un montón de globos de helio y viajó hasta su casa, a 1200km, para dejárselo en su puerta, junto con sus pertenencias.

Benjamin la vio unos segundos, recogió sus cosas y se fue sin ver su reacción ante la casa voladora de UP. Ahora, me cuenta, está esperando a ver si ella decide darle otra oportunidad o no. Como guiño final, cuando regresaba al tren, vio una nube con forma de globo, algo que le hizo pensar, que había hecho algo bien… Y que tal vez es una señal de que la historia sí que finalmente terminará teniendo un final feliz.

3 Respuestas a “Una historia para el 14 de Febrero

  1. Este post me hace empezar el dia con una sonrisa.
    Grácias.

  2. Me gusta que un blog tenga esta cercanía con los lectores! Aparte, me encanta la peli, así que también esta historia jeje! Feliz día de San Valentín!

  3. Si es que en tu blog hay hueco para todo, sobre todo para las cosas bonitas!
    Yo quiero la casita de Up también… y a quien no le guste, es porque es un insensible ;)

¡Tus comentarios siempre son bienvenidos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s