Archivo de la etiqueta: San Valentín

De querer o no querer. Reflexiones en San Valentín.

Entre querer o no querer, qué queréis que os diga, yo elijo querer. Y parece una tontería, pero en realidad no lo es, porque os aseguro que llevo tiempo fijándome, y lo que a priori parece una decisión obvia, por lo visto, no lo debe de ser para mucha gente.

5

Porque lo he vivido. Hay muchas personas que se quieren, o quieren poco, o nada, o no lo suficiente, o quieren mal.

2

Yo sé que a veces no se está para nadie, que no se puede estar siempre con la sonrisa en la boca, porque a veces lo que apetece es encerrarte y mañana será otro día.

3

Pero aún así, siempre se puede decidir entre querer o no querer. Y me refiero a querer bien, desde dentro, en general, como norma. Porque eso que dicen, de que siempre hay dos maneras de ver el mundo es del todo cierto.

1

La de querer o no querer. Y entre querer o no querer, qué quieres que te diga, yo elijo querer(te).

4

Imágenes vía Pinterest.

My valentine…

My valentine (1)  My valentine (3)  My valentine (5)

My valentine (6)

My valentine (7)

My valentine (8)

My valentine (9)

My valentine (10)

My valentine (12)

My valentine (13)

My valentine (14)

My valentine (15)

My valentine (16)

My valentine (17)

My valentine (18)

My valentine (19)

My valentine (20)

My valentine (21)

My valentine (22)

My valentine (23)

My valentine (24)

My valentine (25)

My valentine (26)

My valentine (27)

“What if it rained?
We didn’t care.
She said that someday soon
The sun was gonna shine
And she was right.”

Letra: My Valentine – Paul Mccartney. Imágenes: Pinterest.

Una historia para el 14 de Febrero

Llevo tiempo, días, dándole vueltas a qué hacer con esta entrada. Es martes, los martes no me gustan, y es San Valentín, que tampoco es algo que haya celebrado nunca (o casi nunca). Pero aun así, hoy quiero hacer un post especial. Y pensando en ello he recordado una historia que me han contado hace muy poco, acerca de dos seguidores de este blog, una historia de amor que por el momento, no tiene un final feliz, pero quién sabe…

El protagonista es un joven chileno de nombre Benjamin. Hace unos días me escribió un correo contándome su historia (imaginad mi cara de sorpresa al ver un mail de estas características). Al principió pensé que el tema no tenía nada que ver con este blog, pero luego vi que estaba lleno de creatividad, tenacidad, ilusión…, temas que se tratan aquí cada día. Así que os la voy a contar…

Resulta que Benjamin estudia arquitectura y en su facultad se enamoró de otra estudiante chilena. Pronto comenzaron a salir y todo fue bien hasta que la rutina, el estrés de los proyectos de fin de curso y la distancia que les separaba (estudiaban juntos, pero sus familias viven a 1200km una de la otra) les fue distanciando. Primero fue él y luego, cansada de sus desprecios ella. Benjamin se dio cuenta de que la había perdido definitivamente, asumió su culpa y trató de recuperarla por todos los medios, pero ella no cambió de decisión y le pidió que se devolvieran todas sus pertenencias.

Como último cartucho para reconquistarla, Benjamin decidió construir una maqueta a escala de la casa de la película “UP” de Pixar (una de las mejores historias de amor contadas en apenas cinco minutos), compró un montón de globos de helio y viajó hasta su casa, a 1200km, para dejárselo en su puerta, junto con sus pertenencias.

Benjamin la vio unos segundos, recogió sus cosas y se fue sin ver su reacción ante la casa voladora de UP. Ahora, me cuenta, está esperando a ver si ella decide darle otra oportunidad o no. Como guiño final, cuando regresaba al tren, vio una nube con forma de globo, algo que le hizo pensar, que había hecho algo bien… Y que tal vez es una señal de que la historia sí que finalmente terminará teniendo un final feliz.

Libreta pop-up llena de amor

En el anterior post hablábamos de qué ocurriría si fuesen los hombres los encargados de escribir las tarjetas románticas. Pues bien, en esta entrada, volvemos a cambiar de idea y nos posicionamos a favor de la capacidad masculina de “currarse” buenos regalos.

El creador es Bryan un enamorado marido que para celebrar los 18 años que lleva junto a su mujer ha hecho él mismo un libro pop-up, con sus mejores momentos y para ello ha utilizado la nueva libreta “rojosangre” que ha sacado Field Notes para celebrar San Valentín (3 cuadernos por 9.99$).

Ahora que lo pienso… ¿Será verdad la historia de Bryan o será un mero gancho publicitario? (Tengo mis dudas, ¡qué desilusión!)

Vía: No me toques las Helvéticas

If guys wrote Valentine’s Day cards…

Generalmente, los hombres no esperan el día de San Valentín con especial alegría (y muchas mujeres tampoco, seamos realistas). Para ellos, las flores y los bombones son fáciles recursos para salir del compromiso con un aprobado. En Cool Material han reflexionado sobre este asunto y han creado estas tarjetas de San Valentín. Así serían las postales si estuvieran creadas por hombres, este es el romanticismo masculino.

La verdad… me divierten más que las típicas con corazones rosas… ;)

Vía: Cool Material

Nerdy Dirty by Nicole Martinez

Nerdy Dirty es una colección de ilustraciones de Nicole Martinez. Son declaraciones de amor con inspiración “nerd“. Como veís, a esta chica no le falta ni creatividad ni sentido del humor.

A mi me parece perfecto para pensar en ideas alternativas a los típicos regalos cursis/horteras de San Valentín… Aunque para gustos se hicieron los colores, claro!

Saludos amigos!

©Images:  Nicole Martinez