Archivo de la etiqueta: los orígenes

La lámpara Fortuny

Esta entrada de hoy entrelaza el pasado y el presente del diseño de iluminación. El protagonista que hoy nos atañe es Mariano Fortuny y Madrazo, hijo del gran pintor español Mariano Fortuny, y de Cecilia de Madrazo, hija del también pintor Federico de Madrazo y hermana de Raimundo de Madrazo.

Hombre de gran creatividad y cultura, se desenvolvió en distintas áreas artísticas: fue pintor, grabador, fotógrafo, diseñador textil, diseñador de moda y escenógrafo español; en definitiva, una de las mentes más creativas de principios del siglo XX.

Sus necesidades lumínicas, al trabajar como fotógrafo y en las artes escénicas, le animaron a crear la  lámpara Fortuny, capaz de iluminar una estancia de forma indirecta pero manteniendo una gran potencia lumínica. Este sistema, que él mismo patentó, se conoció como “el Sistema Fortuny” o también “Cúpula Fortuny“.

Estas lámparas se pueden ver hoy en día en muchas de las mejores decoraciones de interiores. Algunas rescatadas de anticuarios y otras, la mayoría, se tratan de versiones renovadas. La firma italiana Palluco ha realizado tres versiones: fortuny, fortuny rubelli y fortuny giudecca 805.

Fortuny: “En ocasión de su centenario la Fortuny se propone en una versión que exalta aun más la pureza de sus líneas. He aquí, por una parte, la discreta elegancia y, por la otra, contemporáneamente, la modernidad del blanco que subrayan el carácter siempre actual de este objeto. Lo actual de esta lámpara va más allá del lugar y del momento presente: han aparecido rayos de plata en una rítmica secuencia de reminiscencia cinético-futurista, signo distintivo de un dinámico impulso hacia el futuro.”

Fortuny Rubelli: “De la colaboración con Rubelli, nace la nueva reedición de la lámpara Fortuny, donde el tejido se convierte en protagonista junto a la luz. Diseñada por la creadora de tejidos Dominique Kieffer, la pantalla expresa la extraordinaria capacidad de Fortuny de ser siempre actual y de renovarse con elegancia, una elegancia nunca ostentada pero, sin duda, de gran efecto. La parte interna del difusor está realizada en lino, material natural desde siempre en el centro de la investigación estética de la estilista francesa, entrelazado con preciosos hilos de oro. La parte externa está hecha con tafetán plisado, como una serie de pequeñas olas de sombras y luz. Una evocación de la técnica de plisado de la seda ideada por Mariano Fortuny en 1909, hace cien años.”

Fortuny giudecca 805: “Como dos almas gemelas que vuelven a encontrarse después de mucho tiempo, salta de nuevo la chispa entre la lámpara diseñada por Mariano Fortuny y Madrazo en 1909 y las apreciadas telas elaboradas por Fortuny, tejeduría, conocida en todo el mundo, fundada por el mismo Mariano Fortuny en la isla de Giudecca (Venecia) hace casi un siglo. Nuevas decoraciones embellecen la pantalla: son las de los legendarios tejidos Fortuny, elaborados por la empresa homónima, preparados sobre los telares originales y estampados según exclusivos sistemas y técnicas que aún hoy se transmiten de generación en generación.”

Un siglo después, la lámpara Fortuny sigue siendo una pieza “moderna”. Sus formas siguen siendo actuales, su función sigue resultándonos útil. Me pregunto, cuántos diseños actuales sobrevivirán así de bien dentro de 100 años.

Imágenes: Palluco

Keep Calm and Carry On

Hola a todos!

Os quiero pasar el parte de cómo están las cosas por aquí! Marzo está siendo un mes loquísimo y eso que sólo hemos pasado la primera semana… El caso es que como os comenté, he estado unos días con fiebre y por eso no he podido escribir.

A mi reciente recuperación tengo que añadir unas inundaciones en mi puesto de trabajo que me han sumergido en el más absoluto caos (literal y figuradamente). Así que intentaré actualizar esto diariamente, pero necesitaré unos días de adaptación y vuestra paciencia.

Keep calm and carry on (Bego, mantén la calma!!!), es una de las frases que no he parado de repetirme estos días. Seguro que los que seguís mínimamente el mundo de la decoración, ya os habéis fijado que estos carteles están muy de moda en las casas modernitas inglesas. Los hemos visto en todos los colores y formatos, con la frase en inglés y una corona sobre ella. Pues como dato curioso de hoy y como nueva entrada para mi recién estrenado apartado de “Los orígenes”, os voy a contar que tienen más de medio siglo de historia.

Estos posters fueron diseñados por el Gobierno británico en 1939, al inicio de la II Guerra Mundial, aunque nunca fueron usados. Los encargó el Ministerio de Información al inicio de la guerra y su propósito era usarlos en el caso de que los nazis consiguieran invadir el Reino Unido, con el objetivo de animar a los ingleses a resistir la guerra. De hecho se imprimieron dos millones y medio de copias aunque sólo se llegaron a exponer unas pocas.

Se buscaba un diseño sencillo, con letras de palo seco que se identificaran con la identidad del Ministerio, por lo que se utilizó la tipografía oficial del Gobierno y colocaron una corona como muestra del apoyo del rey.

Uno de estos posters fue localizado en una librería, en el año 2000 y como el copyright expiró a los 50 años de su creación, hoy en día es uno de los diseños más reproducidos.

Vía: Decoesfera

Ettore Sottsass

Hoy hablaremos de Ettore Sottsass (1917 – 2007 ), un importante arquitecto y diseñador italiano de la segunda mitad del siglo XX.

Como muchos ya sabéis, a primeros de los años 60, tuvo lugar el despegue del diseño italiano, que se situó en una posición completamente autónoma y original con respecto al diseño europeo.

Pues bien, el modelo de funcionamiento del diseño italiano se formuló por completo a partir de la relación de colaboración entre la primera gran empresa de tecnología avanzada, Olivetti y nuestro protagonista de hoy, Ettore Sottsass, un hombre de origen austriaco criado en Turín, diseñador completamente original, arquitecto, ceramista e intelectual que estableció con esta empresa un tipo de contrato completamente novedoso.

Se trataba de la creación, en los talleres de Olivetti, de un verdadero estudio de diseño donde los diseñadores trabajaban colaborando como free lance, lo que les permitía mantener una amplia autonomía creativa. ¿Os suena? La idea era promover una industria flexible y abierta que pudiese introducirse en la sociedad y en la cultura para ofrecer nuevas oportunidades de trabajo.

De esta colaboración nacieron muchas y nuevas cosas diferentes, como la ya mítica máquina de escribir “Valentine“, una revolución en el mercado y como diseño industrial, que sigue expuesta desde el año de su creación, en el Museo de Arte Moderno de Nueva York.

Otro de sus más famosas aportaciones fue la Librería Carlton, de 1981. Este movimiento del que hablábamos más arriba, apostó por renovar los lenguajes del diseño europeo afrontando, en contra de la tradición racionalista, el tema de la complejidad del mundo contemporáneo. El Nuevo Diseño italiano fue ante todo un movimiento experimental, del que Ettore Sottsass participó muy activamente y que sirvió para asentar las bases del diseño industrial que conocemos en la actualidad.

Fuente: Atlas ilustrado del Diseño, Susaeta.