Archivo de la etiqueta: besos

Viernes de inspiración: besos

El tornillo que te falta - besos (3)

Hoy, el viernes de inspiración se lo dedico a los besos.

El tornillo que te falta - besos (5)

Y es que… ¿Hay algo que inspire más que un beso?

El tornillo que te falta - besos (11)

Cariñoso, apasionado, lento, robado,…

El tornillo que te falta - besos (10)

Hay tantos besos como personas y momentos.

El tornillo que te falta - besos (7)

Están los besos de película, los besos que soñamos, los besos que nos guardamos, los que quisimos dar y al final nunca pudimos…

El tornillo que te falta - besos (6)

Y luego están los besos que nunca esperamos recibir y que fueron un regalo, los besos que dimos y que nunca olvidaremos, los besos que te rescatan, los que te salvan.

El tornillo que te falta - besos (2)

Al final, el viernes de inspiración de hoy tan solo es una excusa más para recordar las cosas que realmente importan.

El tornillo que te falta - besos (9)

Una excusa más para vivir apasionadamente, en todos los sentidos.

El tornillo que te falta - besos (4)

Una excusa más para robarte un beso.

El tornillo que te falta - besos (8)

Imágenes vía Pinterest.

Un poco más

Un poco más… de sentirme valiente.

Un poco más - El tornillo que te falta (1)

Un poco más… de bailes que se desmadran.

Un poco más - El tornillo que te falta (5)

Un poco más… de siesta a tu lado.

Un poco más - El tornillo que te falta (6)

Un poco más… de momentos felices.

Un poco más - El tornillo que te falta (7)

Un poco más… de olvidar las tristezas.

Un poco más - El tornillo que te falta (8)

Un poco más… de tiempo para mí.

Un poco más - El tornillo que te falta (10)

Un poco más… de besos de película.

Un poco más - El tornillo que te falta (11)

Un poco más… de momentos en calma.

Un poco más - El tornillo que te falta (12)

Un poco más… de trabajo bien hecho.

Un poco más - El tornillo que te falta (13)

Esta semana estoy buscando… un poco más.

(Imágenes vía Pinterest.)

Juan Gelman

JUAN GELMAN

“Mis ganas de dar
besos y palabras
son un cuarto muy grande
donde se sienta
absurdamente
el corazón”

Juan Gelman. (1930-2014)

El mes de los bigotes

MOVEMBER (1)

Y casi sin darnos cuenta llegó noviembre… Un mes que siempre me ha parecido un poco del montón. Ya sabéis, llega el frío pero todavía no demasiado, terminan de caerse las hojas dejando los árboles pelados, se nos ha olvidado el verano pero todavía está lejos la Navidad… En fin, un mes que me causa cierta apatía, no os lo voy a negar.

MOVEMBER (17)

Pero noviembre tiene algo que, sin duda, lo salva de la hoguera. Algo especial, emocionante, importante y que merece la pena ser contado… El movimiento Movember.

MOVEMBER (10)

Porque noviembre es el mes en el que muchos hombres de todo el mundo dejan crecer sus bigotes en sus caras normalmente bien afeitadas.

MOVEMBER (8)

Y lo hacen por una buena causa, para concienciar sobre temas de salud que afectan al hombre, como el cáncer de próstata, de testículo, la depresión masculina, etc.

MOVEMBER (11)

Este evento anual, que nació en el mundo del rugby y cuyo nombre viene de las palabras inglesas Moustache  y November, se ha extendido y popularizado por muchos países y gracias ello tenemos simpáticos bigotes por todas partes, como podéis ver en algunas de las imágenes que acompañan esta entrada.

MOVEMBER (16)

Si queréis colaborar, podéis informaros en la página oficial de Movember.

MOVEMBER (18)

Feliz fin de semana mis amigos

MOVEMBER (3)

¡Y qué vivan los bigotes y los besos que hacen cosquillas!

MOVEMBER (9)

Imágenes: Tablero Moustaches & Movember Pinterest

Aprendiendo…

“Después de un tiempo, uno aprende la sutil diferencia entre sostener una mano y encadenar un alma.

Y uno aprende que el amor no significa acostarse.

Y que una compañía no significa seguridad, y uno empieza a aprender…

Que los besos no son contratos y los regalos no son promesas, y uno empieza a aceptar sus derrotas con la cabeza alta y los ojos abiertos, y uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy, porque el terreno del mañana es demasiado inseguro para planes … y los futuros tienen su forma de caerse por la mitad.

Y después de un tiempo uno aprende que, si es demasiado, hasta el calor del Sol puede quemar.

Así que uno planta su propio jardín y decora su propia alma, en lugar de esperar a que alguien le traiga flores.

Y uno aprende que realmente puede aguantar, que uno es realmente fuerte, que uno realmente vale, y uno aprende y aprende … y así cada día.

Con el tiempo aprendes que estar con alguien, porque te ofrece un buen
futuro, significa que tarde o temprano querrás volver a tu pasado.

Con el tiempo comprendes que sólo quien es capaz de amarte con tus defectos sin pretender cambiarte, puede brindarte toda la felicidad.

Con el tiempo te das cuenta de que si estás con una persona sólo por
acompañar tu soledad, irremediablemente acabarás no deseando volver a verla.

Con el tiempo aprendes que los verdaderos amigos son contados y que quien no lucha por ellos tarde o temprano se verá rodeado sólo de falsas amistades.

Con el tiempo aprendes que las palabras dichas en momentos de ira siguen hiriendo durante toda la vida.

Con el tiempo aprendes que disculpar cualquiera lo hace, pero perdonar es atributo sólo de almas grandes.

Con el tiempo comprendes que si has herido a un amigo duramente, es muy probable que la amistad jamás sea igual.

Con el tiempo te das cuenta que aun siendo feliz con tus amigos, lloras por aquellos que dejaste ir.

Con el tiempo te das cuenta de que cada experiencia vivida con cada persona es irrepetible.

Con el tiempo te das cuenta de que el que humilla o desprecia a un ser
humano, tarde o temprano sufrirá multiplicadas las mismas humillaciones o desprecios.

Con el tiempo aprendes a construir todos tus caminos en el hoy, porque el sendero del mañana no existe.

Con el tiempo comprendes que apresurar las cosas y forzarlas a que pasen, ocasiona que al final no sean como esperabas.

Con el tiempo te das cuenta de que en realidad lo mejor no era el futuro,
sino el momento que estabas viviendo justo en ese instante.

Con el tiempo verás que aunque seas feliz con los que están a tu lado,
añorarás a los que se marcharon.

Con el tiempo aprenderás a perdonar o pedir perdón, decir que amas, decir que extrañas, decir que necesitas, decir que quieres ser amigo, pues ante una tumba ya no tiene sentido.

Pero desafortunadamente, sólo con el tiempo…”

(NOTA: El autor del texto es desconocido, o al menos yo no he conseguido encontrarlo. En muchos foros se le atribuye a Jorge Luis Borges, pero no aparece publicado en ningunos de sus libros.)