Archivo de la etiqueta: ecoración

La cistella, una herboristería en Valencia

labuhardi_La Cistella (2)

Llegamos al viernes con un proyecto amable y con encanto firmado por el estudio valenciano La Buhardi, capitaneado por la arquitecta y diseñadora Marina Senabre Roca.

labuhardi_La Cistella (1)

La cistella es una herboristería recientemente inaugurada en Valencia, de 28,5 m2, divididos en tienda, almacén y aseo.

labuhardi_La Cistella (3)

Todo el concepto del proyecto gira alrededor del hecho de que una herboristería no es simplemente una “tienda” en la que se venden hierbas, sino que lo que verdaderamente define el espacio es el ambiente que se respira en ella.

labuhardi_La Cistella (4)

“En la cistella caben aromas que se observan, texturas que se huelen, que se saborean y colores que se pueden tocar, una mezcla sensorial procedente del mimbre, el cartón, la madera, el malva lavanda y el verde romero.”

labuhardi_La Cistella (7)

La identidad visual de la cistella es la encargada de transmitir el ambiente y la mezcla sensorial en la escala más pequeña, es el último paso en el desarrollo del concepto de identidad.

labuhardi_La Cistella (10)

La combinación de tipografías transmite la amabilidad y cercanía de una pequeña herboristería y es capaz de generar una imagen tradicional y al mismo tiempo actual.

labuhardi_La Cistella (9)

La imagen visual de no es simple gráfica: sólo se completa con la incorporación de materiales naturales: cartón reciclado, la madera e incluso la vegetación aportan carácter e identidad a la marca.

labuhardi_La Cistella (8)

labuhardi_La Cistella (5)

Imágenes © Marina Senabre Roca. Vía: Singulares Magazine.

Aires de Nueva York en un loft de Barcelona

Buenos días tornilleros! Hoy os traigo otro loft de los de poner los dientes largos. Lo sé, el estilo industrial empieza a ser una plaga… Parece que no hay mundo más allá de lo nórdico y de lo industrial, peeeero, esto son las modas amigos, ya lo siento! Prometo no saturaros mucho más en los próximos días…

Jordi Miralles (2)

Como comentábamos este pasado martes, parece que el mundo es un lugar lleno de viejas fábricas esperando a ser reformadas… Pero es que… ¡Ay! Quién pudiera tener una casa con vigas vistas, paredes de ladrillo, ventanas de guillotina y techos de 4 metros!

Jordi Miralles (1)

Jordi Miralles (3)

La de hoy es un antiguo almacén de alfombras que recupera el esplendor tras una reforma que respeta su raíz industrial y que combina piezas con mucha historia con otras nuevas hechas a medida.

Jordi Miralles (4)

Jordi Miralles (5)

Este loft de 170 m2 se encuentra en un edificio de Barcelona, construido hace más de un siglo, que previamente fue taller textil.

Jordi Miralles (6)

Jordi Miralles (7)

Este espacio ha mantenido al máximo las atractivas estructuras originales y las ha unificado, pintándolas de blanco: las columnas de hierro forjado hasta el techo –originalmente negras y que recorren longitudinalmente el ambiente–, las vigas de madera, cortadas por un riel de acero y los 4 metros de altura marcan la arquitectura del espacio abierto.

Jordi Miralles (8)

Jordi Miralles (9)

La luz natural, otro de los puntos claves de esta vivienda, entra desde un muro de ventanas de guillotina, en su mayoría originales, que la garantizan durante todo el día.

Jordi Miralles (10)

Jordi Miralles (11)

Jordi Miralles (12)

Imágenes © Jordi Miralles. Vía: Etxekodeko a través de shoot115