Archivo de la etiqueta: gerrit rietveld

Una casa llena de tosoros

Christoffer Regild (1)

¡Buenas tardes! Empezamos la semana, después del festivo de ayer, con un impresionante apartamento de 290 metros cuadrados, en el que viven la pareja de editores Katrine y Jakob, junto a sus tres hijos.

Christoffer Regild (5)

La vivienda, que se encuentra en un imponente edificio de techos altos, suelos de parquet, molduras, paredes blancas y amplios miradores, se completa con una bellísima suma de mobiliario clásico, piezas de diseño, arte y literatura.

Christoffer Regild (6)

En el salón destaca la gran biblioteca. Frente a ella se sitúa una mesa de estudio fabricada a medida y presidida por la silla Zig-Zag diseño de Gerrit Rietveld para Cassina. La mesita de mármol del salón es la TS Table de GamFratesi para Gubi y la lámpara/escultura es la Tip of the Tongue de Michael Anastassiades.

Christoffer Regild (4)

En el comedor, destaca un bonito suelo de madera en espiga, sobre el que vemos la Sara Table de Hay, los bancos diseño de Alvar Aalto para Artek, y las sillas de Arne Jacobsen, todas de Fritz Hansen.

Christoffer Regild (3)

En cuanto a la cocina, más pequeña y minimalista, también esconde grandes tesoros de la historia del diseño: la mesa C44 diseñada por Jørgen Bækmark, la silla de madera Spade de Faye Toogood, y las icónicas sillas Mauren de Arne Jacobsen para Fritz Hansen. Un auténtico muestrario que no está al alcance de todos los bolsillos, pero que sin duda, nos da un sin fin de ideas para inspirarse a la hora de decorar nuestros propios espacios. ¡Hasta mañana!

Christoffer Regild (2)

Images © Christoffer Regild. Vía: Bo Bedre.

Monodosis de diseño VI – The Red Blue Chair

Probablemente el diseñador, arquitecto y carpintero Gerrit Rietveld (Utrecht, 1888 – Países Bajos 1964) ha sido uno de los profesionales que más ha caminado en la frontera entre todas esas profesiones y el arte.

The Red Blue Chair

Su historia multidisciplinar es apasionante. Hijo de ebanista, a los 30 años puso en marcha su fábrica de muebles, mientras terminaba la carrera de arquitectura. Un año antes, en 1917, diseño una de sus piezas más icónicas: la silla Red Blue, que sufrió numerosas variaciones. En un principio la acabó en madera natural, luego la pintó con la paleta de colores primarios del movimiento de arte De Stijl: negro, gris y blanco para finalmente, terminar pintándola como la conocemos hoy, gracias a la influencia de las las pinturas de Piet Mondrian.

 

The Red Blue Chair 2

Este diseño, de formas simples, fue ideado para ser fabricado en serie. Actualmente, es valorada hasta el punto de estar expuesta en el MOMA de Nueva York.