Archivo de la etiqueta: luminaria

Morello Collection

Increíble el descubrimiento que acabo de hacer. Hace tiempo que no me encontraba con una propuesta tan original. Se trata de Morello Collection, una empresa de Barcelona, que vende luminarias hechas a partir de los tambores y los platillos de una batería. Parece algo tonto, pero a mi, personalmente, el resultado me ha encantado.

Sus productos son artesanales, admiten una cantidad infinita de posibilidades y opciones de fabricación. Por eso en Morello, trabajan principalmente por encargo, ofreciendo a cada cliente una solución exclusiva a su medida, incluso, participando en proyectos de diseño de interiores y decoración. A pesar de eso, también hacen tiradas limitadas de sus modelos básicos, unidades que podrás encontrar en algunas tiendas físicas y en su boutique online.

Los modelos Tom, están construidos a partir de tambores reales, es decir, es un producto muy resistente a prueba de niños. Da una iluminación muy agradable, ya que la luz se dirige tanto al suelo como al techo. Además, se puede utilizar como mesita gracias al parche superior, que es una superficie rígida y cuenta con un recubrimiento antideslizante.

Para cambiar la bombilla, no hay que desmontar ni una sola pieza, dándole la vuelta, tendrás todo el trabajo hecho.

Los modelos Charles, es una lampara de pie ideal para leer o como iluminación auxiliar de una estancia. La altura se puede regular de 75 a 145cm y la inclinación del plato, así como el brazo basculante.

Character, tipos reutilizadas

Character es una empresa finlandesa, liderada por el diseñador Aleksi Hautamäki, que se dedica a salvar tipos de letreros abandonados y pendientes de demolición. Escogen las letras más elegantes y/o atractivas y las convierten en objetos de diseño individuales y únicos.

Para ello, sustituyen los viejos tubos de neón por LEDS, añaden un transformador, instalan un cable eléctrico y les dan un nuevo ciclo de vida.

Esto es reciclar, es saber ver una oportunidad donde otros sólo ven basura y es tener creatividad. Además, las imágenes donde presentan las luminarias son súper atractivas e interesantes.

Las puedes comprar aquí.

Si estás interesado en esto, tal vez te apetezca recordar este post de hace unos meses…

Copyright images: Character

Discocó de Christophe Mathieu para Marset

El lunes escribía sobre la firma de iluminación Marset y hoy vuelvo con otra lámpara, esta vez de suspensión, de la misma casa.

Exuberante y atractiva, la familia de luminarias Discocó ofrece un juego de luces efectista y sugerente. Los 35 discos de abs lacado en blanco reflejan desde el interior la fuente de luz con viveza. En el exterior esa reflexión se ve matizada según la incidencia lumínica.

Al mismo tiempo procura una iluminación directa descendente. La esfera cromada, donde se anclan las varillas metálicas que sujetan los discos, añade nuevos reflejos y destellos. El usuario monta la lámpara él mismo con facilidad gracias al diseño de encajes por simple presión.

La familia crece con la nueva versión de suspensión de 132 cm de diámetro, concebida para grandes espacios, y otra más pequeña de 35cm.

Toda la serie Discocó está disponible en blanco y en una nueva gama cromática que reviste de color el exterior de los discos: azul turquesa, chocolate y arena.

Monsieur, una lámpara de lectura.

Los chicos del estudio de diseño industrial de Barcelona The Emotion Lab (Christian Vivanco, Yago Rodriguez y Tom Allen) vuelven a la carga con Monsieur, una lámpara de lectura para Almerich, que nace como respuesta a una necesidad emocional.

Partiendo de la base de que en el momento de la lectura nace un fuerte vínculo entre la persona y el libro, se ha creado una lámpara capaz de estimular esta conexión, formando una atmósfera única, intima y personal.

El resultado es una lámpara de lectura estable y ligera, capaz de colocarse en prácticamente cualquier espacio de la casa. Todo sin sacrificar su funcionalidad, incluso aumentándola gracias a la incorporación de una pequeña superficie auxiliar, ideal para colocar un libro, una taza o algún objeto pequeño. Además, esta mesita auxiliar tiene una altura regulable. El sistema de rotación del foco permite dos giros que abarcan mas de 300 grados cada uno, siendo flexible y practico. Dimensiones: 125cm x 20cm. Lámpara: E27 Halopar de 76W. Colores: Blanco, negro y rojo

Foto de Germán Frassa.

Oco de Causas Externas para Santa & Cole

Este verano Santa & Cole presentó Oco, una pequeña luminaria de exterior, diseñada por Causas Externas, que fue muy bien cogida por el público.

Al diseñar una lámpara de jardín decidieron no renunciar a la calidez de una luz de ambiente, por eso no se limitaron a crear una baliza que marcara el camino, sino que decidieron perforarla para que proyectara una luz cenital, sirviendo para iluminar tanto jardines como porches o pequeñas terrazas.

La base consiste en un piqueta que se clava directamente en suelos blandos. Pero también se han desarrollado otras dos versiones, una para ámbitos domésticos, que permite apoyar la lámpara sobre suelos duros tanto de interior como de exterior; y otra para instalaciones, con tres puntos de anclaje, que puede ir empotrada o en superficie.

El fuste es de aluminio pintado de negro y la carcasa está fabricada en un innovador plástico reciclado y reciclable de alta calidad, con alta resistencia a la intemperie y a los rayos ultravioletas. La pintura utilizada es al agua, sin uso de disolventes químicos. Todas las piezas van encajadas sin necesidad de usar tornillos.

Existen tres alturas disponibles: 99 cm, 55 cm y 33 cm, y dos colores para la tapa superior: verde y ámbar. La fuente de luz es un módulo de 3 LEDs alimentados a 350 mAh, 2.700 K.

Vía: Copyright textos e imágenes: Santa & Cole + Causas Externas

Kill the Light!

La semana pasada se presentó en la exposición Tokyo Designers Week 2010 esta lámpara bastante agresiva. Es un diseño de la compañía taiwanesa, bitplay Inc. La lámpara de mesa en cuestión se llama Bang! y su mayor curiosidad es que se enciende y apaga disparándola con una pistola blanca que viene con la luminaria.

Por si fuera poco, al dispararla y apagarla, la pantalla se desplaza hacia un lado, para darle mayor “realismo” a la escena. Un poco bestia la idea de tener una pistola en la mesita de noche… pero hay que reconocerle cierta originalidad al diseño en cuestión.

Vía: hypebeast. Copyright Info + Images: bitplay Inc.

Ejército de platillos volantes desechables

Otra vez me siento obligada a hablar sobre los chicos de Luzinterruptus, un colectivo artístico anónimo, que lleva a cabo intervenciones urbanas en espacios públicos, utilizando la luz como materia prima. He de decir que cada vez que sacan un nuevo trabajo me veo tentada a publicarlo, pero tampoco es cuestión de repetirme en exceso…

Pero la idea de volver a hablar de ellos me llevaba rondando la cabeza desde que la semana pasada acudiera a la entrega de premios Lamp Lighting Solutions 2010. Allí aplaudí cuando vi que premiaban su trabajo Injertos Lumínicos Verdes con un accésit.

El accésit se concede a Luzinterruptus por: Iluminación y biología para una protesta urbana: Para protestar por la falta de espacios públicos verdes; Luzinterruptus tiñó de ese color todo el alumbrado existente en la zona que rodea el parque botánico madrileño. Mínimo gasto, gran juego de luz y causa más allá de la fiesta”, informa la página de la empresa patrocinadora del evento, LAMP.

Pues bien, ahora acabo de comprobar cómo han realizado una nueva intervención. Hace unos días se pudo ver en Madrid cómo 130 platillos volantes aterrizaban en el Templo de Debot, atraídos seguramente por la perspectiva de que se acercan los picnic veraniegos… y allí se quedaron esas pequeñas naves voladoras, esperando el momento adecuado para camuflarse en meriendas campestres y fiestas infantiles…

Para la instalación Ejército de platillos volantes desechables, Luzinterruptus utilizó 260 platos y 130 tazas de usar y tirar y con estos básicos elementos y sus luces, dieron vida a un ejercito de OVNIS verdaderamente poco amenazantes.

Las fotos son de Gustavo Sanabria.

Y la luz vino a mí

Lunes, ocho de la mañana, un sueño considerable… Me dispongo a bajar las escaleras del moderno y siempre tan bien cuidado metro de Barcelona. Me encuentro en la que es probablemente, junto a Plaça Catalunya Y Liceu, la parada más transitada por los turistas: Passeig de Gracia. Y esto es lo que veo… ¡La luz viene a mí!

Pero por desgracia vino a mí de forma literal. Si estuviéramos en New York o Berlín, pensaríamos que estamos delante de una especie de nueva instalación artística dentro del tube, pero no Señores… esto es dejadez.

La utilización del transporte público es un símbolo de sostenibilidad por parte de los ciudadanos y es necesario cuidarlo al máximo. Y es cierto que se están realizando esfuerzos, sobre todo a lo relacionado con obras para facilitar el uso de estos espacios a personas con impedimentos físicos, y también es verdad que seguramente este fluorescente no estuvo mucho tiempo ahí colgado, pero no es suficiente. Cuando no está el suelo lleno de serrín por las goteras, son los retrasos en el metro, las grietas en las paredes, las bombillas fundidas (o encendidas pero cada una con un color de luz diferente) o el suelo sucio. Todo ello son ejemplos de cosas que en una ciudad que presume de ser la meca del diseño nacional no deberían pasar.

Residue Lamp

Reconozco que tengo una cierta facilidad para encariñarme con los objetos que me rodean. Y si tuviera esta lámpara llena de articulaciones, como si de un cuerpo humano se tratara, estoy segura de que no sería una excepción. Está realizada por Made by Midas a base de piezas de madera reciclada y resulta súper versátil, además de divertida. Me la imagino, por ejemplo, sobre una mesa de dibujo,  perfecta para jugar con las alturas de la luz y para girarla y alumbrar, otros espacios, como, por ejemplo, un caballete o una estantería.

ASA, de Miguel Milá

Esta lámpara formó parte en 1961 de la primera colección de Miguel Milá para TRAMO (Trabajos Molestos), la empresa que tuvo que fundar para autoproducirse en sus inicios.

Hoy Santa & Cole la reedita con la estructura metálica en blanco, para verla y moverla bien de uno a otro sitio, como blanca es la bolita del tirador que produce el encendido, pequeño ombligo suavemente expuesto al calor de una pantalla también blanca.