Archivo de la etiqueta: invitación

Esta noche cocino yo

Buenos días…

Esta noche cocino yo - kitchen (1)

Todavía es martes, lo sé, pero… ¿Para qué esperar al fin de semana?

Esta noche cocino yo - kitchen (7)

Esta noche te invito a cenar. Esta noche… cocino yo.

Esta noche cocino yo - kitchen (6)

Por fin llegas y lo celebramos bebiendo una cerveza bien fría, y luego brindamos con vino, mientras se termina de hacer la cena…

Esta noche cocino yo - food & drink (5)

Esta noche cocino yo - food & drink (6)

Y así va pasando el tiempo, mientras hablamos de todo y de nada y yo vigilo el horno y tú apartas la sartén del fuego.

Esta noche cocino yo - food & drink (3)

Dices que soy una gran cocinera, los dos sabemos que mientes, pero disimulamos porque juntos, en realidad, todo sabe bien.

Esta noche cocino yo - food & drink (4)

No sé si será esta cocina tan agradable…

Esta noche cocino yo - kitchen (9)

Esta noche cocino yo - kitchen (2)

Las luces…

Esta noche cocino yo - lighting (1)

Esta noche cocino yo - lighting (2)

El vino…

Esta noche cocino yo - lighting (3)

O tu compañía.

Esta noche cocino yo - kitchen (3)

Pero lo cierto es que la cena ha sido perfecta.

Esta noche cocino yo - kitchen (5)

Y así, sin darnos cuenta… acaba el día y ya ha dejado de ser martes…

Esta noche cocino yo - food & drink (7)

Buenas noches…

Esta noche cocino yo - food & drink (2)

Imágenes vía Pinterest.

Arroz Nupcial “Love Edition”

Arroz Nupcial “Love Edition” es una producto-invitación de boda diferente, más ameno y amable que las tradicionales tarjetas.

Cada pack contiene 350 gr. de Arroz Nupcial “Love Edition” – calidad selecta.

Es un arroz de caída suave y poco dolorosa, apropiado para días de boda, cuando el amor contagia la atmósfera y los invitados desean felicidad a los recién casados.

En caso de no asistir al enlace, este arroz puede ser ingerido previa ebullición, o almacenado en una estantería a modo de recordatorio de boda.

Es un diseño de Menudo, un estudio de diseño gráfico y comunicación cuyo objetivo es convertir lo menudo en algo grande, junto con Maria Romaní, diseñadora gráfica y de producto.

“Somos un estudio de diseño gráfico y comunicación que sabe llegar a la esencia de cada proyecto, de cada idea, de cada personalidad y convertirla en una buena solución gráfica.
Somos amantes sensatos del arte, del diseño y de todo aquello que pueda relacionarse con la creatividad y la originalidad.”

“Menudo es nuestro nombre, nuestro recipiente y nuestro manifiesto. Nos apasiona lo que hacemos.”

Vía: No me toques las Helvéticas

Invitaciones para una boda en el bosque

Estas son las invitaciones de Christine e Ian Collins. Una pareja de diseñadores que se han casado en un bosque y que han decidido realizar ellos mismos sus invitaciones, con el fin de hacerlas muy personales y diferentes a todo lo que solemos estar acostumbrados a ver.

Papel kraft y papel blanco, diferentes troquelados, botones… elementos sencillos y baratos que combinados crean una imagen cálida y natural.

Images © Ian Collins. Vía: deliving

Invitación de boda: Lois + Cris

Cristina Moralejo es la diseñadora (gallega) creadora de esta original invitación de boda. Su concepto es bonito. Al abrir la tarjeta, el nudo se forma y aprieta, como símbolo de la unión de la pareja. Es romántico, pero no cursi.

“NUDO: Lazo que se estrecha y cierra de modo que con dificultad se pueda soltar por sí solo, y que cuanto más se tira de cualquiera de los dos cabos, más se aprieta.”

Y fueron felices…

… y comieron perdices (en conserva)!

Me gustan las ideas originales, que cambian lo establecido por algo un poco más alegre o divertido. En este caso, una pareja de prometidos, decidieron hacer sus invitaciones de boda algo diferentes y para ello contrataron a la agencia de comunicación madrileña Molaría.

La propuesta de la agencia fue la de regalar un paté de perdices, una idea, según cuentan, romántica e ideada contra el aburrimiento.

“En Molaría pensamos que es pecado invitar en verjurado y en cursiva y decidimos crear, para esta pareja de novios tan tan chachi, una invitación que fuera emocionante como la llegada de la novia, romántica como el vals, inesperada como el saludo de un familiar que no te habla y memorable como un dolor de pies.”  Molaría

Vía: La siempre inspiradora YOROKOBU