Archivo de la etiqueta: Biarritz

Los rincones personales de Isabel López-Quesada

Isabel López-Quesada (1)

¡Buenas tardes! Después de unos días complicados sin publicar hoy vuelvo a lo grande con la casa rural de Isabel López-Quesada, probablemente una de las interioristas más aplaudidas de nuestro país.

Isabel López-Quesada (12)

Con un estilo muy personal, más de 30 años de experiencia y proyectos firmados en numerosos países, Isabel se ha ganado su fama a base de trabajo, pasión y esfuerzo.

Isabel López-Quesada (3)

Su estilo ecléctico es una mezcla de diversas corrientes, tanto contemporáneas como otras que nos trasladan al shabby inglés o al country francés.

Isabel López-Quesada (2)

Una casa, como una persona, debe combinar las tradiciones y la modernidad.

Isabel López-Quesada (5)

Isabel López-Quesada (4)

Todas estas ideas y formas de entender el interiorismo se resumen en su propia casa, una antigua granja de faisanes cerca de Biarritz.

Isabel López-Quesada (6)

Isabel López-Quesada (7)

“Arreglé en un año la casita original, con techumbre a dos aguas, y luego añadí un pabellón para hacer un salón grandote, un cuarto de invitados y una piscina. Así la casa quedó más centrada en la finca”

Isabel López-Quesada (8)

Isabel López-Quesada (9)

“Quería construir torcido y mal, que todo fuese simple y natural: los yesos encalados como antiguamente, las puertas, los suelos y las vigas de madera vieja sin barnizar, las paredes rotas, como si llevasen ahí toda la vida.”

Isabel López-Quesada (10)

Isabel López-Quesada (11)

El resultado es un refugio, un remanso de paz ideado como retiro de la propia diseñadora. Un lugar donde se mezclan las piezas de mercadillo, con las antigüedades, los recuerdos de sus numerosos viajes y las obras de arte contemporáneas. Un lujo discreto y refinado (algo no siempre fácil de lograr) que, si te apetece, puedes seguir contemplando en el siguiente enlace.

Isabel López-Quesada (13)

Vía: AD Architectural Digest. Images © Ricardo Labougle.

Vivienda con aires bohemios en Biarritz

Julien Fernandez (4)

¡Buenos días! Hoy viajamos hasta la localidad costera de Biarritz, en Francia, para visitar esta vivienda familiar de 150 m².

Julien Fernandez (2)

Julien Fernandez (3)

Con una decoración ecléctica y bohemia, esta casa refleja la personalidad desenfadada y atrevida de sus inquilinos.

Julien Fernandez (1)    Julien Fernandez (5)

Cuentan Constance y Dorian que cuando compraron esta casa de 1940 y comenzaron las obras se encontraron con que el estado de la misma era mucho peor de lo que a primera vista imaginaron. Así que la reforma fue prácticamente total.

Julien Fernandez (6)

Julien Fernandez (8)

Una de las obsesiones de la pareja fue llenar cada una de las estancias de luz natural. Para ello se abusó del color blanco, que actúa como reflectante, y se abrieron ventanales y puertas al exterior en habitaciones y pasillos.

Julien Fernandez (7)

Julien Fernandez (9)

Además, el diseño de la vivienda combina suelos de cemento pulido y otros de madera blanca, carpinterías metálicas oscuras y muebles de madera clara o mimbre; telas, tapices y encajes vintage y pequeños toques de colores pastel que destacan en el blanco predominante.

Julien Fernandez (10)

Julien Fernandez (11)

Sin duda, mi parte preferida de la casa son las zonas infantiles, tan divertidas, espaciosas y con el punto óptimo de color y claridad.

Julien Fernandez (12)

Julien Fernandez (13)

Y a vosotros… ¿Qué os parece? ¡Hasta mañana tornis!

Julien Fernandez (14)

Julien Fernandez (15)

Vía: Vtwonen | Images © Julien Fernandez.

Samuel Dougados

Samuel Dougados se formó en marketing y comercio en Estrasburgo, sin embargo su verdadera pasión reside en la pintura, la escultura y cualquier tipo de arte en general.

Inspirado por un artista californiano que vio en un video de surf, comenzó a dibujar con un rastrillo sobre la arena de la playa en Biarritz, su actual residencia.

Muchas de sus inmensas obras son brillantes, perecederas, borradas por el mar en cuestión de pocas horas.

Por ello, Dougados las retrata con su cámara fotográfica, para que de alguna manera, este arte efímero perdure en el tiempo, más allá de la memoria de los espectadores que un día pudieron ver las obras en directo.

Vía: Lamono