Archivo de la etiqueta: alquiler

Casa No Tempo, casa rural en Portugal

Casa No Tempo (1)

¡Buenos días! El proyecto que quiero enseñaros hoy es uno de esos que te dejan con la boca abierta. Cuanto más lo miro más me gusta. No sé vosotros, pero encuentro que cada decisión está tomada con tanto criterio y acierto que me cuesta encontrarle defectos.

Casa No Tempo (3)

Pero comencemos por el principio. Para ello tenemos que trasladarnos hasta Montemor-o-Novo, un pequeño municipio situado en la región portuguesa de Alentejo.

Casa No Tempo (8)

Allí nos encontramos con una recién reformada granja que preside una finca de más de 400 hectáreas de campos de flores silvestres, lagos y bosques de alcornoques.

Casa No Tempo (7)

La casa, que se llama Casa No Tempo, ha pertenecido a la misma familia durante años. Era el deseo del abuelo que siguientes generaciones la cuidaran, pero estas fueron más allá, decidiendo renovarla profundamente, conectando el pasado con el futuro y convirtiéndola en una casa rural de alquiler.

Casa No Tempo (5)

De la reforma se ha encargado el arquitecto Manuel Aires Mateus, asegurándose de abrir la casa a la inmensidad de la propiedad, aprovechando así las imponentes vistas que ofrece la naturaleza.

Casa No Tempo (2)

Todos los suelos climatizados están pavimentadas con bloques de arcilla locales. La cocina está integrada en una hermosa estructura de mármol blanco, abierta a la mesa del comedor, situada frente a un gran ventanal.

Casa No Tempo (6)

Las 4 habitaciones tipo suite son espaciosas, y combinan la ropa de cama moderna con muebles de madera local.

Casa No Tempo (9)

Si quieres ver más imágenes de la finca y la vivienda, o interesarte por su alquiler para pasar unos día de desconexión en el campo, puedes entrar en este enlace. ¡Feliz día!

Casa No Tempo (4)

Images © Nelson Garrido and Álvaro Manso.

Apartamento ready-made en Berlín

BERLÍN (4)

¡Buenos días! Hoy nos alojamos en este pequeño apartamento de Berlín, con un look industrial de la era soviética, reformado por el diseñador y carpintero Maximilian Benedikt von Wallenberg.

BERLÍN (5)

En tan solo 30m2, este joven alemán nos da un recital de maestría, logrando un espacio habitable moderno, transgresor y divertido, a partes iguales.

BERLÍN (1)

Todo comenzó cuando Maximilian, que trabaja con metales y objetos de antiguas fábricas de la RDA, se dio cuenta de su habilidad para construir cualquier mueble a partir de materiales como la madera, el cemento, el hierro, el acero o el hormigón, de ahí que creara su propia marca: Heavytool.

BERLÍN (3)

Al poco de mudarse a su apartamento de Berlín Oeste, se enteró de que también alquilaban el piso de al lado, así que se hizo con él, lo reformó y lo alquila por temporadas a visitantes de la ciudad.

BERLÍN (7)

“La reforma salió barata: dejó todas las instalaciones a la vista, arrancó varias capas de papeles pintados y conservó un par de paredes desconchadas, en bruto. Le gustaba ese efecto de espacio vivido. Pintó el resto de blanco níveo. Para el resto de los muros y el viejo parquet de madera, optó por un gris aperlado en distintos grados que recuerdan al frío de los metales con los que suele trabajar.”

BERLÍN (6)

“Solo se concedió a sí mismo licencia para utilizar dos colores vivos más propios de países tropicales que de la nublosa Alemania: el verde manzana del marco de la ventana de la cocina, por la luminosidad  que proporciona, y el amarillo en una de las tuberías del baño, que da la sensación de un rayo de luz.”

BERLÍN (2)

El resultado es una vivienda para alquiler de corta estancia, de aspecto joven, industrial, inconformista y con un puntito macarra. ¡Toda una declaración de intenciones, no apta para todos los gustos! ¡Feliz día tornis!

BERLÍN (8)

Imágenes © Belén Imaz. Vía: AD Architectural Digest.

Villa Kalos, o donde perderse en Grecia

VILLA KALOS (1)

Hoy viajamos hasta Ithaca, una pequeña isla griega del mar Jónico, para visitar la Villa Kalos, una casa rural que se ofrece en alquiler para pasar unos días de paz y tranquilidad, rodeado de estas vistas excepcionales.

VILLA KALOS (10)

Hace apenas cuatro años, esta casa era una ruina abandonada, habitada tan solo por los pájaros locales que habían anidado en todos sus aleros.

VILLA KALOS (8)

Fueron los fotógrafos sudafricanos Gerda Genis y Robbert Koene quienes la descubrieron y vieron el potencial que tenía como casa de huéspedes.

VILLA KALOS (9)

Con la ayuda de la gente local, ambos han resucitado con éxito este bello edificio y lo han convertido en una lujosa y discreta villa, llena de detalles que la llenan de encanto y comodidades.

VILLA KALOS (14)

Tiene capacidad para ocho huéspedes y los jardines y terrazas que la rodean forman la propiedad, de 6.000 metros cuadrados, con vistas a los almendros y los olivos que salpican el campo cercano.

VILLA KALOS (2)

En cuanto a los acabados, se han usado los típicos de las villas griegas: suelos de cemento, paredes de piedra, bancos de hormigón pulido, vigas de madera encalados,…

VILLA KALOS (3)

VILLA KALOS (4)

VILLA KALOS (5)

VILLA KALOS (6)

VILLA KALOS (7)

VILLA KALOS (13)

VILLA KALOS (12)

VILLA KALOS (11)

Images © Robbert Koene. Vía: Est magazine.